Xbox Game Pass es el nuevo servicio de Microsoft para que juguemos sin parar Jugar por poco, así es como nos gusta

Microsoft ha anunciado el servicio Xbox Game Pass, una suerte de Netflix que incluirá para sus suscriptores una colección instantánea de juegos para Xbox One y Xbox 360.

Con Xbox Game Pass podremos, pagando una cuota mensual, acceder a un catálogo que rondará los cien títulos para las consolas de sobremesa de Microsoft. De momento no se han confirmado cuáles, pero por las imágenes promocionales nos podemos ir haciendo una idea del plantel de títulos que veremos. Los juegos, como en el mencionado servicio de streaming de series y películas, irán rotando cada cierto periodo de tiempo, por lo que tendremos que jugar lo que nos interese mientras esté disponible y cruzar los dedos para que eventualmente lleguen nuestros favoritos.

A diferencia de su principal competidor, PlayStation Now, con Xbox Game Pass podremos descargar los juegos para disfrutarlos de manera nativa instalados en nuestra consola. Microsoft se quita así de un plumazo todos los posibles errores que puede causar el jugar en streaming, especialmente para las conexiones menos potentes. El servicio incluirá con la suscripción un descuento de un 20% a la hora de comprar los juegos y un 10% para la compra de los DLC’s, siempre que el juego se encuentre en la lista del servicio. Es importante señalar que Xbox Game Pass funciona de forma separada a Xbox Live Gold, así que puedes suscribirte a ambos servicios, a uno de ellos o a ninguno, según tu preferencia.

Sin lugar a dudas una gran apuesta por parte de Microsoft de cara al lanzamiento de su nueva consola, Project Scorpio, de la cual esperamos saber más durante el próximo E3 de Los Angeles.