Crítica de Ruby Sparks

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_separator][vc_column_text]

El género de la comedia romántica se remonta centenares de años atrás (ya fuera con las primeras obras de teatro u ópera), pero en cuestión de cine, y a pesar de cierto estancamiento, podríamos decir que ha sabido evolucionar con el paso de los años, incluyendo variaciones en las que los protagonistas no siempre acaban juntos, o una forma no típica de desarrollar el argumento (véase 500 Dias Juntos y ¡Olvidate de mi! como máximos exponentes de dicha evolución en los últimos años).

[/vc_column_text][vc_separator][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][ozy_clear_divider label=”Enter your label here. Not usable at front side.”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Ruby Sparks es una comedia romántica estrenada en 2012 que claramente se suma a esta evolución del género. Quizá no toda las personas que vean estas películas van a saber apreciarlas (podrían quejarse de que son “demasiado indies”), pero creo que la originalidad y sinceridad a la hora de tratar el argumento supera con creces a los posibles contras.

Por lo tanto, en esta crítica me gustaría intentar darte razones para que la veas, sin que la prejuzgues de ninguna manera, sin que esperes nada de ella, que simplemente te sientes a verla.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_video link=”http://www.youtube.com/watch?v=erLpNs_1sco”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][ozy_clear_divider label=”Enter your label here. Not usable at front side.”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][fancy_picture_box fore_color=”#ffffff” back_color=”#686868″ image=”3060″ size=”h5″ title=”“Ella vino a mi siendo ella misma, yo solo tuve la suerte de estar allí para atraparla.“” link_type=”link_below” target=”prettyphoto” bottom_margin=”standard”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La película nos presenta a Calvin (Paul Dano), un escritor que tuvo un gran éxito con su primera novela pero que ahora sufre uno de esos típicos “bloqueos de escritor”. Ayudado por su psiquiatra comienza a escribir sobre un personaje femenino, dándole forma y personalidad, hasta que de repente un día, ese personaje sacado de su imaginación, ella, Ruby, se presenta en su casa.

Ruby (Zoe Kazan) inicia una relación con Calvin (a pesar de la incredulidad inicial de éste) en la que todo es perfecto y espontáneo. Sin embargo, Calvin se da cuenta que igual que creo a Ruby escribiéndola, puede cambiar su forma de ser de la misma manera. A pesar de las reticencias iniciales de Calvin de cambiar lo más mínimo de la forma de ser de Ruby, pronto éste se siente sólo y decide cambiar tan solo alguna cosa…

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][ozy_clear_divider label=”Enter your label here. Not usable at front side.”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][vc_single_image image=”3065″ img_link_target=”_self” img_size=”640×360″][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_column_text]

Podría hablaros de las fantásticas actuaciones del dúo protagonista, Paul Dano y Zoe Kazan, (pareja en la vida real, lo que se nota en la química entre los actores), del maravilloso guión escrito por la misma actriz protagonista (esta chica además de guapa es un portento), o de la correctísima dirección de Jonathan Dayton y Valerie Faris (directores de la gamberra y diferente “Pequeña Miss Sunshine”), pero no voy hablar de ello pues prefiero centrarme en mi opinión subjetiva, en lo que realmente esta película ha removido dentro de mi.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][ozy_clear_divider label=”Enter your label here. Not usable at front side.”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Ruby Sparks no es la típica película de amor, porque desde luego  va mucho más allá de los tópicos del género: Ruby Sparks es una inteligente reflexión sobre la mecánica de una pareja. En ella se trata fundamentalmente el cómo intentamos cambiar a nuestra pareja, de imponer reglas sobre los demás, de cómo el egoísmo y la soledad pueden confundirse con el amor,  porque al fin y al cabo, el verdadero trasfondo de la película a modo de moraleja es que hay que querer a las personas por como son, y no por cómo queremos que sean. Y una película que se ríe de todos los clichés “made in Nicholas Sparks” para mostrarnos el amor tal y como verdaderamente es:  lo contrario a un cuento de hadas.

Si buscáis una película fresca, con un guión divertido, sincero y no-tópico, de esos que quizá te hagan plantearte cosas en tu vida, o si simplemente buscáis pasar un buen rato frente a la pantalla, Ruby Sparks es vuestra película. [10/10]

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”3070″ img_link_target=”_self” img_size=”770×257″][/vc_column][/vc_row]