Análisis de Valiant Hearts

La cruda realidad

Valiant Hearts esta desarrollado por Ubisoft Montreal, el estudio que nos trajo Child of Light, y utiliza el mismo motor gráfico llamado UbiArt Framework. Continuamos con los escenarios en dos dimensiones y con gráficos estilo cartoon, solo que para contar una historia tan cruda
como ésta el estilo preciosista con el que contaban Aurora y compañía no sirve. El dibujo es algo tosco, sencillo, de trazos duros y gruesos; su mayor logro es que pese a ser dibujos no nos hace olvidar el horror de la guerra: no se cortan un pelo en mostrar la violencia, por eso quedaros tranquilos.

Los escenarios varían según las fases, algunos son largos, otros cuentan con diferentes niveles de altura o profundidad, pero en general se tiende a la sencillez sin que resulten vacíos. Los efectos como luces, explosiones o fuego son correctos sin llegar al nivel visto en Child of Light, donde queda demostrado que el motor puede dar más de sí, por el pelo de Aurora doy fe de ello.

El toque tierno en este caso lo da una música clásica muy bien orquestada, con temas de piano que transmiten muy bien la tristeza y la dureza de las imagenes, mientras que otros más espectaculares son usados en las fases del automóvil para bombardearnos a un ritmo frenético. Todo esto acaba convirtiendo la banda sonora en uno de los mejores apartados del
juego.

analisis-valiant-hearts2

Una historia sobre la guerra, que merece la pena disfrutar

Pese a su simplicidad, Valiant Hearts es un juego que merece la pena, no por los puzzles y su jugabilidad, sino porque es capaz de transmitirte la crueldad de la guerra y llegarte al corazón desde el inicio y hasta el final. Sentaros y empaparos de esta gran lección de historia, que os transportará a las batallas de Marne o Somme, a la lucha de trincheras y os hará recorrer toda Europa a través de los ojos de los entrañables Karl, Emile, Freddie y Anna.Os aseguro que no os váis a arrepentir.

2 comentarios sobre “Análisis de Valiant Hearts

  1. Spec Ops The Line describe el punto en el que un soldado, debido a los horrores propios de la guerra, cruza esa delgada línea que les protege de perder la locura. Los protagonistas son Delta, saben bien el valor de cada vida y cada disparo, pero cuando a veces se disipa la diferencia entre el bien y el mal, aunque sea solamente en nuestra mente, el resultado es fatal. Eso es lo único que lo distingue de ser un shooter en tercera persona bastante al uso en todo lo demás, bien ejecutado pero sin muchas otras innovaciones jugables que digamos. Probaremos este a ver si es ese algo más que dices.

    1. Precisamente me refiero a eso, más una cuestión a nivel psicológico que otra cosa. En Valiant Hearts tratan la guerra de otra manera, no como una excusa para pegar unos tiros y se agradece.
      Y por cierto, gracias a ti por el comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *