LO MEJOR DE 2016: Videojuegos para todos ¡Triiiiicoooooo!

El 2016 ha sido un año raro dentro de la industria de los videojuegos, por un motivo realmente simple: los dos eternos desaparecidos, Final Fantasy XV y The Last Guardian, ya están entre nosotros. De verdad. Yo puedo estirar un poco la mano hacia la derecha ahora mismo mientras escribo estas líneas y tocar ambos. Descansan tranquilamente en la estantería, ahí, como si no hubieran sacudido los cimientos de nuestra civilización. Como si no hubieran asesinado chistes, memes y tweets de forma indiscriminada por el mero hecho de llegar a tiendas. Tantas noticias del Día de los Inocentes perdidas… Bueno, que no deja de ser raro, pero no dejemos que nos sigan obnubilando: ha habido muchos y muy buenos juegos en 2016, y a continuación puedes ver algunos que no debes perderte.

Friendly Reminder: las opiniones aquí vertidas pertenecen a la autora del post, no lo toméis como los GOTY del podcast completo, sobre todo y especialmente porque si hubiera salido un nuevo Dragon Age este año, eso sería todo lo que habría enumerado aquí.

TripleA

The Last Guardian

Esta no te la esperabas, ¿verdad? Bueno, resulta que The Last Guardian es un juego muy de nicho. Técnicamente no es precisamente bueno, jugablemente no es especialmente brillante, y tiene una emotiva historia que hará que muchos prefieran pasarse a títulos que requieran implicarse menos emocionalmente – y no les culpo. Pero pese a todo ello, The Last Guardian es un juego que ya forma parte de la historia de los videojuegos, no solo por tener detrás un equipo de desarrollo de renombre, o los lloros de los fans que han crecido esperándolo, sino porque constituye toda una experiencia. Podemos debatir otro día hasta que punto se abusa de este término dentro del mundillo, pero hoy por hoy esa es la verdad: The Last Guardian está hecho para que lo ames o lo odies, y si tienes suerte de ser de los primeros, Trico se hará un hueco en tu corazón y se quedará allí un largo tiempo.

Battlefield 1

La última entrega de la saga Battlefield nos traslada a la Primera Guerra Mundial para ver como el protagonista de la caráctula se carga a palazo limpio al último Call of Duty y a Titanfall 2. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Si no te gustan los shooter, te garantizo que darle una oportunidad a Battlefield 1 vale la pena. Es realmente divertido. Y trae un modo campaña que ha hecho llorar con las historias perdidas de la Gran Guerra a gente de todo el globo.

Indie

Firewatch

He aquí otro juego no apto para todos los públicos, pero al todos los públicos deberían darle una oportunidad. Firewatch es un simulador de paseo, en el que hay que hacer poco más allá de andar e interactuar con tu entorno. Sin embargo, su precioso apartado artístico y una misteriosa historia que te atrapa desde el primer momento han hecho de él uno de los más sorprendentes del año, junto a un fantástico final del que hablamos largo y tendido en nuestro Episodio 48. Si te llama la atención, juégalo, porque apenas llega a las 4-5 horas de duración, y no sentirás que has perdido el tiempo.

Masquerada: Songs and Shadows

Nacido de Kickstarter y elegido el mejor juego independiente llegado desde el continente asiático, jamás me cansaré de recomendar Masquerada Songs and Shadows. Se trata de un título de rol en el que manejarás a un grupo de personajes ecléctico, con diferentes habilidades y magias según la máscara que se pongan (las cuales puedes coleccionar y confeccionar tu mismo), con un precioso apartado artístico y una jugabilidad que recuerda a Dragon Age Origins y otros juegos de su quinta, pero con un planteamiento mucho más lineal. La historia de Masquerada es oscura y se atreve a tocar multitud de temas siniestros en una ciudad estilo veneciano tan cargada de lore, que si te gustan este tipo de entornos rebosantes de información como a servidora, disfrutarás enormemente.

Menciones de honor: 

  • Titanfall 2: Si el multijugador no te seduce, su campaña lo hará.
  • Star Wars Battlefront: Mirad, si The Witcher 3 pudo hacer trampas logrando que Blood and Wine se hiciera con el título a “mejor juego de rol” en The Game Awards, yo puedo venir aquí a deciros que ahora que Battlefront está completo tras el lanzamiento del DLC Rogue One Scarif, hacerse con él de rebajas es una magnífica inversión. So much feelings, mucha gente con la que jugar, y mucho pew pew pew.

Sección periolista (porque si el río suena… y porque he jugado más bien poco este año):

  • Uncharted 4: no hace falta daros más explicaciones me parece.
  • Dark Souls 3: lo mismo de arriba.
  • DOOM: para ser completamente franca, a mi este juego me horroriza y me llama algo así como -dosbillones, pero oye, que ahí está y todo el mundo lo flipa en colores y se ha llevado el premio al juego del año (????).
  • Civilization VI: despertando sueños húmedos a los fans de los títulos de estrategia desde que llegó a Steam.
  • Pokémon Sol y Luna: muchos lo colocan en el top 3 de ediciones de Pokémon, y eso son palabras mayores.
  • Final Fantasy XV: mejor pensado, no.