LO MEJOR DE 2016: Cine de una galaxia muy, muy lejana Palomitas y mantitas para todos.

Es una verdad mundialmente reconocida que 2016 bueno lo que es bueno, no ha sido. Pero es precisamente en este caldo de cultivo de pesimistas dónde las cosas bonitas pueden brillar con más fuerza, y desde los acogedores brazos de Kill that Robot – habituales vinagres pero de buen corazón – me apetece compartir con vosotros una de las mejores cosas que se hacen en la recta final del año: las listas.

Listas hay de muchos tipos, formas y colores, pero vamos a centrarnos solo en aquellas que aportan luz a nuestras vidas, descubriendo y rememorando lo mejor que nos ha dejado el 2016. Hoy toca la sección de cine. Friendly reminder: las opiniones aquí vertidas me pertenecen a mí y no al grupo, por si de pronto pensáis que se nos ha ido la cabeza de forma colectiva. Aún no.

Rogue One: Una Historia de Star Wars

Empezamos con el que probablemente ha sido el lanzamiento más esperado del año, el primer spin-off de la saga Star Wars cinematograficamente hablando, la precuela de la primera trilogía que numéricamente es la segunda, y la octava película lanzada a los cines, que no en orden. ¿Se entiende, verdad? Os prometo que al verla está mucho más claro. Rogue One empezó siendo esa película que todos consideramos una sacacuartos innecesaria, y ha terminado siendo considerada por muchos una de las mejores películas de la saga Star Wars, capaz de enamorar a fans de toda la vida y al público más masivo con sus guiños, sus batallas especiales, y sus valientes ganas de sorprender. Si aún no la has visto, deberías.

Deadpool

Probablemente la sorpresa del año para más de uno. Deadpool prometía, y aunque no es una gran película, precisamente al simplificar su argumento y elevar exponencialmente todo lo demás: humor, efectos, actuaciones, escenas de acción… ha conseguido marcar un antes y un después en el cine de superhéroes. De hecho, hasta se podría discutir si estamos ante una película de superhéroes. Si le preguntas a Deadpool, te diría que es una película de amor (y no se equivoca). Imperdible.

Capitán América: Civil War

Ver a nuestros superhéroes favoritos de la factoría Disney-Marvel darse de hostias en la nueva cinta de la factoría dolió lo que no está escrito. Dividió a la humanidad. Nos hizo elegir bando. Una fantástica campaña de publicidad, para que nos entendamos, y por fortuna le hizo justicia a una película que introdujo a las futuras estrellas del panorama Marvel, como Spider-Man o Pantera Negra, además de juntar al resto de protagonistas del universo Marvel a los que ya hemos aprendido a querer. Todo un ejemplo de como hacer una película con reparto coral, aunque sin olvidar que estamos en una película de Steve y Bucky la lían otra vez feat. Tony Stark.

El hombre que conocía el infinito

Si quieres ver algo más profundo pero sin salir del lado oscuro geek, El Hombre que conocía el Infinito es una de las películas más emotivas del año y también una de las que mas desapercibidas han pasado. Se trata de una película biográfica que cuenta la historia de Srinivasa Ramanujan, un brillante matemático que tras una pobre infancia en la India, consigue llegar hasta Reino Unido con la esperanza de ver sus teoremas publicados, dónde vive el estallido de la Primera Guerra Mundial. Además de exponer la vida del genio autodidacta, en la película se entremezclan temas como el racismo o la religión, mientras nos muestra como nacieron las fórmulas de Ramanujan, que en la actualidad se utilizan entre otras cosas para medir y comprender los agujeros negros.

Menciones de honor rápidas:

  • Orgullo, Prejuicio y Zombies: lo sé, el título hecha para atrás. Lo que pasó a continuación te sorprenderá.
  • Doctor Extraño: no la mejor de Marvel, la entrada de la magia más espiritual sin duda choca con lo visto hasta ahora en el estudio, pero es imperdible para seguirle la estela a la factoría de las Ideas.
  • Batman vs Superman: hay opiniones mixtas sobre esta película, pero lo que está claro es que Ben Affleck es un buen Batman, Henry Cavill un buen Superman, Gal Gadot hace un genial debut como Wonder Woman, y la banda sonora tiene temazos.
  • Zootropolis: Disney carga contra el racismo, y Disney lo hace bien.
  • El Contable: porque no todos los héroes llevan capa.

Sección periolista (aka, no las he visto, pero si el río suena…):

  • Todas las de los Oscar: porque algo bueno tienen que tener para ser nominadas. Pero recuerda pillar alcohol.
  • The Arrival: algunos ya la califican como la mejor película de ciencia ficción de los últimos años, y a mí me está faltando la vida para ir a verla.
  • Moana/Vaiana: lo último de Disney es uno de los mayores prodigios de la animación occidental y cuenta con una banda sonora de lujo compuesta por Lin-Manuel Miranda, uno de los músicos más importantes del momento tras parir el popular musical Hamilton.
  • Paterson: Adam Driver, señoría, Adam Driver.